Inicio > Sin categoría > 4 cuestiones a tener en cuenta en la custodia compartida

4 cuestiones a tener en cuenta en la custodia compartida

copartida

El tema de la custodia compartida es de permanente actualidad, y es tendencia en el mundo jurídico, dicho sea con el debido respeto. Son muchos los casos en los que los padres nos plantean el tema de la custodia compartida, en algunos casos para evitar el consiguiente abono de pensión de alimentos, pero en la inmensa mayoría como consecuencia de que los padres desean convivir de forma cotidiana con los hijos y no ser un mero acompañante con quien pasan un par de fines de semana al mes.

Por ello, nos hemos decidido a resumir en este artículo cuales son los factores clave a tener en cuenta en estos casos, factores que valoramos antes de decidir o no sobre la viabilidad de presentar una demanda de custodia compartida.

Los hemos resumido de forma coloquial para que sea comprendido por el mayor número de lectores, en los siguientes:

  • Relación entre los padres.

Hace unos días nos despertamos con la noticia de que el Tribunal Supremo exige mutuo respeto para poder otorgar la custodia compartida. Esta sentencia no hace más que hacer hincapié en la tendencia que muestran los Juzgados de Familia de forma cotidiana, para que haya una custodia compartida es necesario que exista una relación cordial entre los padres, que sean capaces de articular el día a día de los menores sin causarles perjuicio alguno.

Esto no quiere decir que sea necesarios que sean amigos, simplemente que deben de mantener una buena relación en beneficio de sus hijos. Si ambos progenitores están todo el día enfrentándose o enfrentando a los hijos difícilmente pueden los menores tener un día a día normal, y la custodia monoparental será la mejor solución para ese caso.

  • Edad del menor y número de hijos.

La edad y situación de los menores es determinante para conceder o no la custodia compartida, podemos establecer que a partir de los cinco años de edad ya es aconsejable el otorgar la custodia compartida ya que en edades más cortas carece de lógica por la especial vinculación que los menores tienen con la madre, entendiendo que el perder ese vinculo a favor del padre sería un perjuicio para el menor. Este aspecto no valora casos en concreto, mas bien una tendencia o estadística del día a día de los tribunales.

Con respecto al número de hijos, cuando hay uno de ellos que es lactante o menor de esa edad de cinco años, entendemos que condiciona la concesión, ya que el juez seguramente opte por no separar a los hermanos y por lo tanto condicione el atender a la solicitud de custodia compartida en función de las circunstancias de los menores.

  • Viabilidad practica

También es importante tener en cuenta si es viable desde el punto de vista práctico el otorgar una custodia compartida. Esto quiere decir que los padres deben de poder desarrollar la vida cotidiana de los menores sin mayor problema. A estos efectos debemos de valorar que la distancia entre el domicilio de los progenitores no sea excesiva, que si no pueden atenderlos los padres pueda atenderlos los abuelos u otro familiar, que económicamente ambos padres puedan mantener domicilios por separado y atender a los gastos corrientes…

Estos factores son clave, y por ello en las demandas expresamos la distancia entre los domicilios paternos, los domicilios paternos con los domicilios de los abuelos, la distancia y tiempo de viaje con respecto al colegio, la disponibilidad de viviendas debidamente habilitadas para los menores…

  • Cumplimiento de los deberes con los hijos.

Para finalizar, lo más importante, hay que mostrar una imagen de responsabilidad en lo referente a cumplir los deberes con los hijos, atender a los gastos corrientes, acudir al colegio y que los menores cumplan con sus obligaciones escolares..

Este aspecto es especialmente importante ya que hay que dar a la relación una apariencia de normalidad y cordura, que genere la confianza de que la custodia compartida es la mejor solución para gestionar las relaciones familiares. Difícilmente podríamos dar esta apariencia si hay demandas de ejecución de medidas judiciales, ordenes de alejamiento o protección… o circunstancias similares que muestren una evidente situación litigiosa entre las partes.

Para finalizar, os adjuntamos un enlace con un artículo jurídico en el que se profundiza sobre estos aspectos en el Tribunal Supremo

http://noticias.juridicas.com/actual/veractual.php?id=2923

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: